domingo, 25 de diciembre de 2011

Los Antiguos Parques de Chiclayo

          El recordado, y particularmente entrañable, escritor, educador, tradicionalista e historiador Pedro Delgado Rosado dedicó gran parte de su vida al rescate de la tradición local y la investigación de nuestra historia; con autoridad nos decía “es importante recordar estas escenas y pasajes porque tienden a fortalecer la memoria colectiva de los pueblos, así como remover el polvo del olvido, pues, detrás de todo ello están los recuerdos, las añoranzas, las evocaciones… “. El diario La Industria incluyó en el Suplemento Dominical del día 22 de abril del 2007 uno de sus artículos titulado “Las Huacas de Chiclayo”. Con información de dicho material e información histórica obtenida en el Archivo Regional de Lambayeque deseo dar a conocer los nombres de los antiguos parques de Chiclayo, incluyendo una breve historia de la construcción de nuestro querido parque principal.

          Don Pedro Delgado, tomando como referencia a la información brindada por el periodista Augusto Dávila Lint, refiere “el Chiclayo antiguo llegó a tener ocho parques: La plazuela Elías Aguirre, los parques Obrero, Russo, Lurín, Bolognesi, Villarreal, Infantil y el parque Principal o central, mal llamado Plaza de Armas por carecer Chiclayo de fundación española. El nombre de Plaza de Armas deriva porque en ese lugar se realizaban los desfiles militares”. De todos ellos, en la actualidad, solo quedan los parques Obrero, Villarreal, Infantil y Principal.

          El Parque principal de Chiclayo fue inaugurado el 30 de agosto de 1916. Su construcción se realizó por iniciativa de Don Víctor Larco Herrera, filántropo trujillano que financió los trabajos preliminares luego de su visita a nuestra ciudad el año 1915. Concluidos los estudios preliminares fue la Junta Departamental presidida por Don Francisco Cúneo Salazar la responsable de concluir la construcción de la obra; para lo cual, contó con el apoyo de “los hacendados del valle, comerciantes y buenos vecinos de Chiclayo” según refiere Don Nicanor de la Fuente “Nixa”. Los trabajos de construcción se iniciaron el 20 de marzo de 1916 y la idea era concluirlos antes del 28 de julio del mismo año, fecha en que se había proyectado realizar la ceremonia inaugural.

          La ceremonia de inauguración atrajo la atención de todos los pobladores, fue un día de fiesta y jolgorio. “Nixa” nos cuenta detalles al respecto: “a la ceremonia concurrieron las autoridades políticas, judiciales, municipales, dos bandas de músicos y una numerosa concurrencia. El párroco, Cipriano Casimir, y dos mercedarios franceses hicieron la bendición”. En aquel tiempo era Prefecto de Lambayeque Don César Bustamante, quien actuó como padrino de la obra en representación del señor Presidente de la República Don José Pardo y Barreda. Como madrina fue invitada la señora Susana Vásquez de Larco Herrera, esposa de Don Víctor Larco, quien no pudo arribar por inconvenientes de última hora desde Buenos Aires (Argentina) su lugar de residencia. No fue reemplazada por ninguna persona de la localidad.

          Decía Pedro Delgado “este fue el Chiclayo de ayer, el Chiclayo de nuestros mayores, el Chiclayo que se fue…” y Don José Marcelino Arana Cuadra afirmó, sobre nuestro Chiclayo de aquella época “(era un lugar) en donde la vida se desenvolvía apaciblemente, tranquila, sosegada, sin angustias, sin vértigos…”

No hay comentarios: